Muchos Secreticos para Mejorar los Pasteles

Muchos Secreticos para Mejorar los Pasteles

Elaborar un pastel es como realizar un experimento. Primero preparamos todos los ingredientes y luego seguimos el procedimiento paso a paso, tal como dice la receta. Sin embargo, a veces resulta que cuando terminamos, algo ha fallado y nos ha quedado muy seco, con bomba en el centro, con las orillas quemadas, etc. Para que esto no nos suceda, les voy a compartir unos secretos que he reunido de toda mi experiencia en la cocina, así como también de algunas personas que me han compartido sus experiencias en hacer pasteles y postres. 

Antes de realizar un postre, debes tener en cuenta estos puntos:

  1. Ten a mano todo el equipo necesario para preparar la receta.
  2. Utiliza ingredientes frescos y de primera calidad.
  3. Pesa con cuidado todos los ingredientes.
  4. Mantén los ingredientes en recipientes separados.
  5. Pre-calienta el horno y mantenlo a la temperatura adecuada.
  6. Pon con esmero, mantequilla y harina en los moldes.

Consejos

Cuando hagas un postre que requiera de almendras: Pélalas muy bien y colócalas en una olla cubiertas con agua fría, ponlas al fuego y retíralas cuando comience a hervir el agua. Después frótalas para desprender las cáscaras.

Cuando te piden azúcar de vainilla: Para prepararla, guarda en un frasco con cierre hermético 1/2 kilo de azúcar con una chaucha de vainilla. Al cabo de un mes, el azúcar ya habrá tomado el aroma. Dará un sabor más delicado que si se utiliza vainilla en esencia o polvo.

Para el manejo de cremas: Nunca colocar una crema caliente en la nevera porque se puede estropear. Deja enfriar muy bien las cremas que se usarán como relleno de tartas, pues si están calientes, se arruinarán.

Para hacer una buena crema chantilly: Bate en un bol metálico frío sobre un baño de maría, agregando el azúcar de a poco.

Cuando tengas que usar frutas: Siempre lávalas enteras antes de sacarles los cabitos, para que no pierdan el gusto. En las tartas conviene utilizarlas enteras, pues se conservan mejor que cortadas.

Cuando uses gelatina para un postre: Conviene hidratarla primero con una cucharada de agua fría y luego calentarla a baño de María, hasta que se disuelvan todos los gránulos a una temperatura de 45°C a 50 °C. Así la mezcla quedará muy suave a la hora de servir en el molde.

Cuando uses helados: Saca del refrigerador sólo la cantidad que se va a utilizar. Si se descongela y se vuelve a introducir, ya no tomará la misma consistencia. Para que el helado de vainilla quede cremoso y no cristalizado, tiene que estar hecho con gran contenido de crema, y el azúcar y las yemas tienen que estar bien batidas.

Que harinas utilizar: Existe una gran variedad, por lo que es importante utilizar cada una de acuerdo con sus características y lo que se desee elaborar. Las harinas con alto contenido de gluten son apropiadas para pan y pizza, pero no para hojaldre o pasteles delicados y crocantes. La harina 0000 puede utilizarse para todo, pero al ser tan refinada, deja muy suave la masa de pan y demasiado
sensible la de algunas tartas. Antes de utilizarlas, pasarlas siempre por el tamiz.

Cuando uses huevos: Estos se pueden conservar en la nevera por varias semanas. Cocinarlos siempre que sea posible.

Cuando prepares mousse:
Haz un almíbar con el azúcar y luego incorpóralo a las yemas.

Cuando necesites claras de huevos: Para que resulte un batido perfecto, las claras no deben estar muy frías y tampoco que tenga alguna partícula de yema. Se baten más rápido y quedan bien firmes si se les agrega una pizca de sal durante el batido. Puedes medirlas en la jarrita de medidas de líquidos.

Para que la mezcla de mantequilla y azúcar quede amarilla y ligera: Bátela vigorosamente por aproximadamente 5 minutos.

Cuando uses levadura: La temperatura del líquido en que se disuelva debe ser siempre tibia. Si fuera más caliente, la quemaría. No apures el levado de las masas dejándolas en lugares de calor excesivo, dales el tiempo natural.

Para que no se caigan los bordes de las tartas al cocinarlas: Sostenlos con tiras de papel de aluminio. Ponlas bien pegadas al lateral de la masa y retíralas cuando la tarta esté a mitad de la cocción.

Para lograr una buena cocción de la masa: Pon sobre ella legumbres secas, así evitarás que se hinche dentro del horno.

Cuando se preparan masas dulces o saladas en las que se indique agregar agua: El agua debe estar bien fría y su cantidad no debe ser excesiva.

Para que la mezcla suba un poco más y tenga una textura más ligera: Agrega 1 a 2 cucharadas de polvo de merengue.

Cuando vertemos la masa en el molde: Movemos un poco el molde para que la mezcla quede uniforme. Mucho mejor si en el centro queda ligeramente más abajo. De esta manera se cocerá antes en el centro y subirá de forma más uniforme. No debemos llenar los moldes más de la mitad o las 2/3 partes, para que de esta manera el bizcocho suba más.

Si necesitamos moldes pequeños: Los podemos fabricar forrando el interior de las tazas de café con papel de aluminio, dándoles buena forma y sacándolos con mucho cuidado. Después solo los rellenamos y horneamos.

Cuando utilicemos polvo de hornear: No debe entrar en contacto con líquidos, hay que tamizarlo con la harina antes de que lo haga.

Para que la mezcla nos quede suave y ligera:
Agrega una cucharadita de jugo de limón a la mantequilla y el azúcar, antes de mezclarlos con el resto de los ingredientes.

Para que la mezcla no se agriete: Añade un sobre de gelatina sin sabor a la mezcla, esto ayuda a evitar que la superficie se agriete o que le salgan fisuras.

Para lograr un bizcocho de chocolate más húmedo: Antes de añadir el bicarbonato, mézclalo con una cucharadita de vinagre, o sustituye el aceite por zumo de manzana sin azúcar o yogur natural. Debemos reemplazar el 50 % del aceite. Por ejemplo, si la receta nos dice una taza de aceite, pondremos ½ taza de aceite y ½ de zumo de manzana.

Para que al pastel no le salga Joroba: Si el pastel tiene una joroba es porque el horno estaba demasiado caliente o haz utilizado demasiada harina.

Para hornear tartas densas o de frutas:
Pon dentro del horno un recipiente con agua resistente al calor, déjalo allí mientras horneas.

Mucho más consejos:

Para preparar un molde que va al horno: Mezcla 2 cucharadas de mantequilla y 1 de harina. Aplica la mezcla al molde, bien sea con toallas de papel, pedazos de papel encerado, papel manteca o envolturas de plástico.

Cuando horneas más de un molde al mismo tiempo:
Asegúrate que los moldes estén al menos a 5 centímetros de las paredes del horno y del uno del otro.

Cuando se nos pega el bizcocho al molde:
Coloca una toalla gruesa y limpia en el fregadero de la cocina, y verte una olla de agua hirviendo sobre la toalla para calentarla. A continuación, coloca la bandeja sobre la toalla caliente y déjala durante un minuto o dos, el bizcocho girará con facilidad.

Para cubrir el pastel con la cobertura: Tenemos que esperar hasta que esté completamente frío. Pasamos un pincel de repostería por la superficie para quitar las migas. Luego ponemos una capa muy fina de cobertura y la dejamos en la nevera durante 1 hora. Después de esto, ahí si podemos cubrirlo completamente.

Para cubrir el pastel con chocolate fundido:
Si tienes una bolsa de chips de chocolate, puedes sumergirla en agua muy caliente aplastándola de vez en cuando hasta que se derrita completamente y no queden grumos. Corta la esquina de la bolsa y exprime el chocolate fundido directamente sobre la superficie.

Para darle color a una tarta:
Añade coco rallado. Para esto, ponemos el coco dentro de un recipiente limpio, añadimos unas gotas de colorante, tapamos, y agitamos hasta que el coco esté completamente teñido.

Para mantener fresco el bizcocho una vez cortado:
Una vez que comenzamos a cortar el bizcocho, este se puede secar rápidamente. Para mantenerlo fresco, debemos envolver el pastel sobrante con unas rodajas de manzana o cubos de azúcar, o una rebanada de pan fresco dentro del recipiente en que lo vamos a guardar. Asegúrate de guardarlo en un recipiente hermético, o bien, envuelto en papel plástico.

Para evitar que se pegue un pastel a la parte inferior del plato:
Espolvorea la base o plato con un poco de azúcar glas antes de colocar el pastel en el plato.

Para limpiar los bordes de los moldes: Usar bicarbonato con unas gotas de zumo de limón.

Para postres que contengan queso: Como en el caso del tiramisú, se recomienda combinarlo con la gelatina hidratada para tener una mayor homogenización en la mezcla.

Espero que estos consejos les ayuden a la hora de preparar un rico pastel o bizcocho!

“Cada vez que usted planea, se arriesga, fracasa, revalúa o hace ajustes, está disponiendo de otra oportunidad para volver a empezar, sólo que en mejores condiciones que la primera vez” – John C. Maxwell

Amparo Díaz Báez
Amparo Díaz Báez
Lascositasdeamparito.com
"Tips para comer y vivir bien bueno"
Amparito@lascositasdeamparito.com

Pulsa aquí y obtén un obsequio!

Acerca de Amparo Díaz

Mi nombre es Amparo Diaz y soy graduada en Economía y Administración. Vivo en Bogotá, tengo dos hijos increíbles, estoy separada y me encanta nadar y montar en bicicleta. Me apasiona el mundo del Internet y trabajo día a día para conocerlo un poco más. Me interesan particularmente aquellos temas que hablan sobre la gastronomía, pues siempre he sentido una gran pasión por todo lo referente a la culinaria. En especial, soy fanática de las hamburguesas y el chocolate.

Comparte tus ideas: